El objetivo general de ARISTO es mejorar las condiciones de entrenamiento y competición de jóvenes deportistas, creando un Protocolo de Seguimiento específico (consistente en diferentes pruebas médicas y funcionales), que permitirán a las diferentes organizaciones en toda Europa, controlar y prevenir potenciales problemas de salud en jóvenes deportistas de diferentes disciplinas deportivas, al igual que evaluar las condiciones de los deportistas con el objeto de optimizar las cargas de entrenamiento y evitar potenciales lesiones.